Cuidado dental en niños

El cuidado apropiado de los dientes y las encías de los niños incluye cepillado y enjuague diariamente. También incluye hacerse exámenes dentales de rutina y recibir los tratamientos necesarios como fluoruro, extracciones, obturaciones o frenillos (correctores dentales) y otras ortodoncias.

Información

Su hijo debe tener dientes y encías sanos para una buena salud general. Los dientes lesionados, enfermos o con desarrollo deficiente pueden ocasionar:

  • Mala nutrición
  • Infecciones dolorosas y peligrosas
  • Problemas con el desarrollo del lenguaje
  • Problemas con el desarrollo facial y de la mandíbula
  • Baja autoestima
  • Mordida irregular

CUIDADO DE LOS DIENTES DE UN BEBÉ

Aunque los recién nacidos y los bebés no tienen dientes, es importante el cuidado de la boca y las encías. Siga estas recomendaciones:

  • Use un paño húmedo para limpiar las encías del bebé después de cada comida.
  • NO lleve a su hijo a la cama con el tetero de leche, jugo o agua azucarada. Utilice solamente agua para los biberones a la hora de acostarse.
  • Comience a usar un cepillo de dientes suave en lugar del paño para la limpieza de los dientes de su hijo tan pronto como aparezca el primer diente (generalmente entre los 5 y 8 meses de edad).
  • Consulte con el proveedor de atención médica de su hijo si necesita tomar fluoruro oral.

LA PRIMERA VISITA AL DENTISTA

  • La primera visita de su hijo al dentista debe ser entre el momento en que aparece el primer diente y el momento en que todos sus dientes primarios son visibles (antes de los 2 años y medio).
  • Muchos dentistas recomiendan una visita de «prueba». Esto puede ayudarle a su hijo a acostumbrarse a las vistas, sonidos, olores y sensaciones del consultorio antes del examen real.
  • Los niños que suelen tener sus encías limpias y sus dientes cepillados todos los días estarán más cómodos en las visitas al dentista.

CUIDADO DE LOS DIENTES DEL NIÑO

  • Cepille los dientes y las encías de su hijo por lo menos dos veces al día y en especial antes de ir a la cama. 
  • Permítale que se cepille por sí mismo para que adquiera el hábito, pero usted debe hacerle el verdadero cepillado.
  • Llévelo al dentista cada 6 meses. Dígale al dentista si su hijo se chupa el pulgar o respira a través de la boca.
  • Enséñele la forma segura de jugar y qué hacer si un diente se rompe o se cae. Si usted actúa rápidamente, con frecuencia puede salvar el diente.
  • Cuando a su hijo le salgan los dientes, debería comenzar a usar el hilo dental cada noche antes de ir a la cama.
  • Su hijo puede necesitar tratamiento de ortodoncia para prevenir problemas a largo plazo.
Regalos
Delivery
Pagos Seguros
Rebajas
Seguridad